¿Existe la inmortalidad?

Desde el momento mismo en el que el hombre se dio cuenta de que era mortal, surgieron sus deseos de vivir para siempre, lo cual lo llevó a intentar diversas maneras, creando a través de los años muchas leyendas que bien podrían indicarnos que algunos seguramente tuvieron algo de éxito.

Unas de las primeras ideas al respecto enunciaban que la sangre de los animales tenían cualidades particulares que podrían ayudar a extender la vida del hombre, por ello se hizo muy común el beberla o el bañarse en ella para adquirir sus divinas facultades.

Más adelante, se comenzó a hablar de la energía vital que todo ser humano poseía consigo, por lo que al alimentarse con ellos seguramente también se adquiría y se sumaba potencialidad energética.

INMORTALIDAD

Conocemos el caso de la condesa rumana, Isabel Bathory, quien se bañaba en la sangre de sus sirvientes y campesinos, a quienes asesinaba para ello, hasta que fue capturada por ello. También podemos comentar el caso que ocurrió durante la época romana, en la que Claudio Hermippus aseguraba haber prolongado su vida hasta los 115 años aspirando el último aliento de chicas jóvenes.

Muchos métodos se intentaron y el hombre empezaba a comprender que ninguno de estos le garantizaba la vida eterna, por eso es que se empezaron a probar métodos bastante extraños con tal de conseguir la inmortalidad anhelada, lo cual también incluía beber raras pócimas con elementos como mandrágoras, cuernos de unicornios, plantas desconocidas, etc.

Algunos, como el Conde Cagliostro, quisieron emular a las orugas que se convierten luego en mariposas, por lo que decidió envolverse en una manta sin comer más que caldo de pollo, todos los días durante un mes, pensando que su cuerpo se regeneraría completamente.

Quizá uno de los casos más conocidos fue el del Conde Saint Germain, de quien muchos aseguraron que vivió cientos de años, pues se supo que estuvo presente en muchos momentos de la historia mundial sin siquiera haber sufrido transformación alguna por envejecimiento o algo similar.

Lo cierto es que a la fecha, la ciencia ha desarrollado algunas alternativas que permiten eliminar las causas que nos envejecen más rápidamente o aquellas que desarrollan alteraciones genéticas que pueden favorecer una vida más extensa. Pero lo cierto, es que a la fecha aún no hay nada concreto.

Fuente: Formarse.

Imagen: LosQueAbandonanOmelas.

Tags Blogalaxia: , , .

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados