¿Existe una conexión entre el mundo espiritual y el fisico? ¡averígualo!

Creo que todos en algún momento de nuestras vidas hemos tenido experiencias que no hemos podido explicar de una manera puramente racional, “recordamos a alguien y de repente el teléfono suena y es esa persona”, “presentimos que algo va a pasar y sucede”, “soñamos con alguna situación y esta se da”, “escuchamos ruidos sin ninguna explicación posible”, y de seguro la lista podría continuar.  Tómate unos segundos para pensar en estas situaciones que no has podido entender del todo.

Y esa es la primera señal que tenemos de que no solo nos movemos en un plano puramente físico, sino que hay otro -el espiritual- un poco más difícil de entender, pero que siempre nos anda haciendo guiños para que no podamos negar su existencia. Conversamos con Gisela Huamán, tarotista profesional, quien nos dio algunas luces sobre este tema tan interesante.

Todos somos alma, espíritu y cuerpo

De lo que tenemos que partir en primer lugar es de una mirada a nosotros mismos para que sea más fácil de entender lo que percibimos fuera. Gisela, nuestra experta, ha investigado mucho sobre el tema y nos explica:

“Somos seres tripartitos: cuerpo, alma y espíritu. Sin embargo, lo más complicado de entender es la diferencia entre el alma y el espíritu. ¿Dónde ponemos la conciencia, dónde la intuición, dónde los sentimientos? Son preguntas que se han hecho a lo largo de los siglos.”

Cuerpo: Es lo que podemos tocar y lo que nos relaciona con el mundo físico. A través de él además acumulamos experiencias.

Alma: Es nuestra individualidad, allí encontramos las emociones como el amor, la ira, los deseos, también está nuestra mente o el intelecto donde se generan nuestros pensamientos

Espíritu: “Para los creyentes en Dios, es lo que nos une a él y está por encima del alma y del cuerpo. Es lo que pone el soplo de vida en nuestro cuerpo y es donde también se genera nuestra conciencia y también la intuición. Para los que nos creen en Dios, sería lo que nos une a otros seres humanos, aunque a veces no seamos conscientes de esta sensación. Los que practican yoga o meditación, pueden hacer una diferenciación exacta entre el alma, el espíritu y el cuerpo. En el espíritu está la sabiduría universal”.

¿Qué es el mundo espiritual?

Ahora que hemos podido distinguir en nosotros mismos los tres conceptos: cuerpo, alma y espíritu, creo que será más fácil entender a qué nos referimos cuando mencionamos el mundo espiritual.

Nuestro espíritu es el que nos une a este mundo en el que la intuición y la conciencia son los reflejos claros. ¿Cómo se explicaría “saber” ciertas cosas antes de tiempo o sin tener un antecedente? Cuando morimos, se cree que lo que queda es el espíritu, porque el alma y el cuerpo se dejan, ya no hay sufrimiento, ni sentimientos particulares.”

Es más, muchas doctrinas y filosofías plantean que cuánto más nos acerquemos al mundo espiritual, más sabios y felices seremos. ¿Por qué? Porque en él estamos lejos de los problemas y cambios del mundo físico, incluso de las emociones que nos desubican o nos confunden. En él, solo se puede hablar de paz. Y justamente por esto, nuestra entrada a él, solo la experimentamos por segundos, minutos, o en situaciones especiales.

Puertas hacia el mundo espiritual

Teniendo en cuenta que los seres humanos tenemos un espíritu, todos en algún momento tenemos una puerta abierta hacia él. A mí me pasa a través de los sueños. He dejado de contar cuántas veces me sucedió, pero muchas veces he tenido “revelaciones” exactas de lo que iba a pasar a través de ellos. Esto es algo bastante común, porque durante el sueño entramos en una estado de conciencia diferente en el que podemos llegar a abandonar nuestro cuerpo.

Sin embargo, hay otras formas más “concientes” de entrar al mundo espiritual:

Meditación: Es la puerta más directa porque parte de una observación de nuestra propia alma. Es toda una disciplina, ya que en una primera experiencia de meditación no se llega a algo trascendental. Muchas personas la abandonan al poco tiempo, porque exige un alto nivel de concentración al tener que renunciar al plano físico y olvidar las señales del mundo exterior.  Generalmente la meditación tiene una relación con un plano religioso, porque quienes llegan al último grado de meditación dicen conocer a Dios. ¿Alguna vez has meditado?

Viaje astral: Otra forma de dejar el cuerpo, es practicar los viajes astrales que pueden darse de manera controlada y consciente. La persona se concentra para dejar su cuerpo, desprenderse y “viajar” unido por un “hilo de plata”. Sin embargo, es necesario tener cuidado, porque se dice que si realmente no tienes verdadero control, puedes quedar atrapado.

Experiencia cercana a la muerte: ¿Podemos hablar de casualidades? En realidad, todas las personas que han estado a punto de morir o incluso a quienes se les declaró muertas y sobrevivieron, coinciden en una experiencia muy similar. Todos perciben una luz muy brillante pero que les da un sentimiento de paz. Por un momento tienen respuesta a todas las preguntas que cruzaron alguna vez por su mente.

Pero más allá de estas experiencias “especiales” como los sueños, la meditación o la cercanía de la muerte, en realidad todo el tiempo nos estamos conectando con él. ¿Recuerdas cuando te dicen “piensa en positivo”? En realidad cuando lo hacemos, estamos abriendo una puerta, el poder de nuestra mente hacia la energía del mundo. Es como si nos sumergiéramos en una corriente universal de sabiduría”, nos explica Gisela.

Es así como se explica que algunos enfermos terminales, sin ningún tipo de esperanza, tan solo mejoren manteniendo un pensamiento positivo y creyendo que van a sanar. Es la muestra concreta que el espíritu está por encima del cuerpo y lo maneja. Lo mismo en el caso contrario, cuando no nos encontramos en buena sintonía con el mundo espiritual, nuestro cuerpo se siente débil y aparecen las enfermedades.

Así que tal vez unas cuantas clases de meditación no están de más, en especial si sientes curiosidad por saber que hay más allá.

Imágenes: logos77, monografias, unciondelespiritu, tarotvidencia, barahonero, sanamente,

 

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Irina Melgar

Mi pasión es escribir, el cine y caminar...!