Vlad Tepes el verdadero Drácula

¿Sabes qué tienen en común un príncipe rumano y Drácula? Si no conoces quién fue el personaje real que inspiró el mito vampiro, ¡en este artículo te lo contaré!

  • ¿Quién fue Drácula?

Conocemos a Drácula, y en general a los vampiros, a través de las películas de terror y las novelas que le han dado hasta el día hoy notoriedad y vigencia. Sin embargo, aún hay personas que creen que Drácula nunca existió y fue un invento de alguien.

Para que a Drácula lo conozcamos como el vampiro más famoso del mundo, nos tenemos que referir a la historia tanto en su origen humano como literario.

Vlad Tepes fue el nombre de un príncipe que gobernó las regiones de Valaquia, Moldavia y Transilvania -lo que es la actual Rumania-. Este, al ser obviamente un hombre de carne y hueso,  fue defensor de sus tierras en contra de la invasión turca, siendo un caballero perteneciente a la Orden del Dragón, la misma que defendía los intereses católicos ante los de los musulmanes.

Vlad Tepes, hereda el apodo de Drácula, gracias a su padre Vlad Tepes I, el mismo al que llamaron en su momento Dracul, que significa diablo, sobrenombre que adquirió gracias a su conocida brutalidad y sangre fría. Cuando Vlad (hijo) asume el poder le apodaron hijo del diablo, lo que se traduce en rumano como Draculea, o Drácula.

Drácula fue un valiente gobernante, pero a la vez fue un sangriento guerrero. El es famoso a través de la historia, por sus prácticas de tortura excesivamente sádicas, llamadas empalamientos: incrustaban a personas con un vara de madera de punta filuda y se desangraban.

Vlad Drácula, disfrutada del dolor y la muerte lenta de sus víctimas en los empalamientos, incluso le agradaba comer sus alimentos mientras observaba este espectáculo macabro. El rasgo que más definió a Drácula siempre fue su crueldad, y este fue el detalle que lo hizo convertirse en un mito.

  • Bram Stoker, el padre del Drácula literario

El escritor irlandés Bram Stoker, en 1897 decidió escribir su novela más famosa, “Drácula”, inspirándose en el príncipe guerrero de Rumania.

El novelista, antes de aventurarse a escribir, tuvo que basarse en varias fuentes, ya sea escuchando las leyendas de vampiros del oriente de Europa, incluyendo la historia de la Condesa Isabel Bathory, o de textos literarios, como los del escritor John William Polidori.

Con la invención de Stoker, los vampiros empezaron a cobrar vida en las diferentes manifestaciones artísticas y se conviertieron en un tema conocido en el mundo e interesante para muchas personas.

Hollywood posteriormente se encargó de darle al vampiro las características sobrenaturales; lo conviertió en murciélago y lo estilizó cada vez más para que parezca un hombre atractivo e irresistible para cualquier mujer.

La película Drácula, del director Francis Ford Coppola, de 1992, es una versión moderna de la novela de Stoker, que si bien no refleja la realidad al 100%, nos da ciertas luces de lo que fue este macabro Conde.

Fuentes: VidasDeFuego, Epdlp.

Imágenes: Orcomonas, CafeConMostaza, Teamhair, HorrorTeca.

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Leyla Leng

Soy comunicadora social especializada en Publicidad y Relaciones Públicas. Actualmente me desempeño como redactora web para los blogs de mujer activa.