Rituales con limón, ¡amarás a este cítrico!

Siempre he creído que el limón tiene algo de mágico. Debe ser porque cuando de muy pequeña iba a la casa de mi tía, siempre encontraba en la mesa junto a la puerta un pequeño tazón con tres limones. En cada visita le preguntaba para qué eran y cada vez me respondía lo mismo: “Es contra la mala energía querida”.

En ese tiempo yo no entendía qué relación podían tener los limones con la energía, en especial porque no entendía a qué se refería exactamente cuando mencionaba eso de “la energía”. Así que primero tenemos que entender un poco sobre esto. ¿Has escuchado sobre la negatividad?

¿Eres víctima de la negatividad?

Todos (créeme) tenemos problemas, sin embargo, muchas veces nos cargamos más de lo que debiéramos. Y a esto le llamamos “negatividad”, todo parece gris, de mal augurio. Tenemos una actitud pesimista y se vuelve un círculo vicioso. ¿Te has sentido así?

Sin embargo, esta energía poco beneficiosa, puede haber nacido de ti misma, así como puede habértelo dejado alguien más. Cada persona maneja una energía, una carga con la que se relaciona con los demás. Si alguien te envidia o te desea mal puedes “cargarte” sin que te des cuenta. Los limones pueden ayudarte como escudo.

El ritual más conocido de seguro, es aquel que te comentaba al principio. Simplemente se trata de colocar unos cuantos limones en un lugar cercano para que absorba (en lugar de que lo hagas tú) la mala energía. Cuando los limones comiencen a ponerse amarillos o notes cierta sequedad, los cambias por unos verdes nuevamente.

Ritual de limón para el amor

Nos enamoramos y nuestra vida cambia, todo parece girar en torno a esa persona especial, pero a veces el amor no es del todo correspondido. Es ahí cuando sacamos todas las armas que están a nuestro alcance para atraerlo hacia nosotras. Si este es tu caso, ¡apunta!

Consigue un limón, 99 alfileres y una cinta roja de un metro de largo (es mejor que sea delgado para que sea más fácil, pero el color es lo esencial). Ata la cinta al limón con ayuda de los alfileres como se ve en la fotografía. Ahora durante nueve noches más, clava nueve alfileres cada vez, repitiendo esta frase: “Tenme en tu corazón como sello, tan fuerte como la misma muerte”.

Al terminar las diez noches, pon el limón con los alfileres clavados y la cinta atada bajo tu almohada por una noche más (la undécima). A la mañana siguiente, entierra esto en alguna tierra fértil. Este ritual te asegura que él se acercará a ti.

Ritual del limón contra los enemigos

Si hay alguien en especial dentro de tu vida de quien crees que debes protegerte, el limón también será tu aliado. Lo más complicado es conseguir una foto de esa persona (aunque ahora el facebook lo hace más fácil). Cuando la tengas, escribe por detrás su nombre y su fecha de nacimiento. Corta el limón en dos y dobla la foto para que quede entre las dos mitades. Usa papel de aluminio para volver a unir las partes.

Ahora, guárdalo en la refrigeradora por cuatro semanas, tras los cuales debes echarlo a la basura, pero fuera de tu casa. Deshazte de todo. ¡Ojo! Este ritual no está hecho para causarle daño, sino para que se aleje de ti.

Ritual de fin de año con limón

Y como no podíamos olvidarnos, el limón también tiene que estar presente cuando termine nuestro año. Es muy simple, solo tienes que cortar un limón muy verde en cuatro partes y colocar cada una en las esquinas más distantes de tu casa. Con esto ahuyentarás todo lo malo que puede haberte cargado en el año que pasó y abrir una puerta llena de energía positiva.

Como ves, el limón además de ser fruto perfecto para ensaladas y diferentes platos, es reconocido por su poder para atraer lo bueno. Puedes comenzar a llevarlo en tu bolso o tenerlo en el cajón de tu trabajo para que notes como comienzas a sentirte “descargada”. ¡Mucha suerte!

Imágenes: laplayasanjuan, ritualesconvelas, soyesoterica, floresdeacero, biz, yahoo

 

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Irina Melgar

Mi pasión es escribir, el cine y caminar...!